Tierra Nativa | Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semana 16
Tierra Nativa, 7a99bf9c9b9a0de88dd8
2271
post-template-default,single,single-post,postid-2271,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.15, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semana 16

¿QUÉ PIENSAS EN TU CORAZÓN?

 

El corazón genera el campo holográfico en el que palpita y se refleja la verdad sobre nosotros mismos.

 

Se dice de un campo que es holográfico cuando puede conocerse en su totalidad, desde cualquiera o alguno de sus puntos; así es el campo del corazón. El campo holográfico del corazón constituye la base de las interacciones energéticas y fisiológicas al interior del cuerpo; pero no solamente para lo que ocurre adentro, sino que también es la base que determina la relación con todo lo que nos rodea, con los otros individuos.

 

Nuestra respuesta emocional, lo que creemos, lo que sentimos y consentimos (lo que permitimos y elegimos considerar, con lo que elegimos identificarnos), afecta profundamente el espectro de ondas del corazón, su cualidad electromagnética.

 

Nuestro GPS, el cerebro, responde a la brújula del corazón, se alimenta de los campos electromagnéticos producidos por nuestro corazón y del de los individuos en nuestro rango/espectro de influencia y relación.

 

Así, en la existencia como individuos, en cada instante, tejemos comunidad, escribimos la historia de nuestra humanidad, a la vez que incidimos en la dirección y el destino de todo y todos los demás.

 

El corazón: Será que…

Por eso y para eso es el principal centro de inteligencia en los seres humanos.

Por eso y para eso es también la glándula endocrina más importante.

Por eso y para eso, es el campo antena de relación más poderoso.

Por eso es sensible a campos que portan información por debajo del umbral de nuestra conciencia, a lo cual llamamos intuición.

¿Será entonces el campo que sostiene la base invisible de ‘lo social’ como comunidad?

 

Para un óptimo desarrollo cerebral, para la sana autoestima, la autoconciencia, e incluso la vitalidad de un niño, se acepta y se reconoce la importancia de la riqueza de emociones positivas como el amor, la alegría, la motivación, la gratitud, en la interacción socioemocional con la madre; estos patrones ‘impresionan’ la matriz de comportamiento del niño, la percepción subjetiva de sí mismo y del mundo y tendrán una influencia significativa en su ser psico-social a lo largo de su vida.  Esto explicaría lo que sugieren algunos estudios de que la organización de la conciencia colectiva global, parece ser transmitida hacia todos los miembros mediante un campo energético de conexión socioemocional, una matriz holográfica.

 

Todo parece indicar que el corazón se puede asociar a un campo más sutil (que llamamos ‘trascendente’ o ‘más allá’) y detectar antes que el cerebro, aquello que atribuimos a la percepción intuitiva.

 

¿Será entonces, el corazón el que vincula esta matriz holográfica, realidad posible, (Brahma en la terminología oriental), con la realidad sociocultural y personal en la que existimos?

 

 

TRABAJO PARA LA SEMANA 16 (15 minutos o tanto como quieras)

 

Hasta que no llegues de nuevo a la paz y a la unidad de la inocencia, cualquier conclusión es prematura.

 

Volver a la semana 4

“Para aproximarse a lo verdadero es necesaria la inocencia. Lo demás son juicios”  -Luz Angela Carvajal-

 

Durante 5 minutos, o tanto como quieras, evoca tu imagen cuando eras pequeño/a, o aún antes de nacer, cuando tu corazón empezó a latir; con las manos sobre el pecho, sintiendo tu corazón, sonríe con ternura mientras traes a él tu imagen; respira naturalmente, consciente de tu respiración, centrando la atención en cómo los pulmones al expandirse de uno y otro lado, abrazan en el corazón tu presencia en esta existencia.

 

Luego, durante 5 minutos o tanto como quieras:

Cierra los ojos y continúa esbozando una sonrisa, como si fuera el corazón el que sonriera; concéntrate en la inocencia natural de ese niño/a e imagina que cabalga en cada latido procedente de una matriz, fuente de vida, conectándote al estado propio la inocencia original.

 

Finalmente, durante 5 minutos o tanto como puedas:

Respira consciente de la respiración y centra la atención en las sensaciones, imágenes y emociones que surgen en ese estado, como si fueran el regalo que aguarda en tu corazón, cuando te permites la nota de la inocencia. Recibe ese regalo y ofrécelo a alguien cercano, recordando un momento en el que lo hayas juzgado o criticado por algo. Respira profunda y tranquilamente, permitiendo que en tu corazón esa presencia sea abrazada, como si fuera la de tu propia inocencia. Sonríele de corazón.

 

Luz Ángela Carvajal
3 Comentarios
  • Viviana Borlando
    Responder

    Gracias Luz Angela por trasmitirnos desde la sabiduría del corazon !! Lenguaje cada dia mas escaso y en extincion !! Sin duda un regalo maravilloso !!

    abril 17, 2017 at 2:06 pm
    • Gracias Viviana por apreciar y valorar nuestra propuesta
      Compártela, ayúdanos a difundir este camino, el del corazón

      abril 24, 2017 at 11:03 pm
  • Silvia Bottaro
    Responder

    Bellisimo mensaje infinitas gracias por tus palabras llenas de Amor.

    noviembre 6, 2017 at 2:20 pm

Publicar un comentario