Tierra Nativa | Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semana 15
Tierra Nativa, 7a99bf9c9b9a0de88dd8
2242
post-template-default,single,single-post,postid-2242,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.15, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semana 15

LA LENGUA MATERNA DE TODOS LOS IDIOMAS ES EL LATIR DEL CORAZÓN

 

Esto implica que el latir del corazón es la forma de comunicación y de unificación común a todos los seres, en todos los tiempos, en cualquier lugar y condición.

 

“La tendencia que tienen las células cardíacas a sincronizarse entre sí, a causa de la proximidad de sus campos magnéticos, se extiende a cualquier campo magnético que entre en contacto con ellas.  De la misma manera cuando se unen los campos electromagnéticos de dos corazones, también estos comienzan a oscilar y a sincronizarse entre sí; pero este fenómeno va aún más allá.  Cuando se encuentran muy próximos el campo electromagnético del corazón y el de cualquier otro organismo tenga este o no tenga ‘corazón’, ambos se sincronizan y se produce un intercambio de información sumamente rápido y complejo.  Mientras ambos campos electromagnéticos se armonizan, en cada uno ocurren cambios que producen modificaciones importantes en el funcionamiento de cada organismo…  cuando los dos campos se unen y se sincronizan, el proceso produce un campo combinado, dos campos en uno realmente…  producen algo que es más que la suma de sus partes, una identidad única que existirá mientras los dos campos se mantengan sincronizados”.

 

La fusión o sincronización de nuestros corazones es algo natural.  Es una de nuestras primeras experiencias, pues esta sincronización ocurre desde antes de nacer, cuando estamos inmersos en los campos electromagnéticos de nuestras madres.

 

“Durante toda su existencia el corazón sondea los campos que percibe en busca de patrones de comunicación e información.” -Stephen Harrod Buhner-*

 

La cantidad de información que se transmite depende del grado de sincronización de los corazones; de la manera como el corazón experimenta una modificación en su espectro electromagnético, dependerá la manera como se transmite la información.

 

 

TRABAJO PARA LA SEMANA 15 (15 minutos)

 

EL HUERTO-JARDIN DEL CORAZÓN

La propuesta para este período es familiarizarnos con el poder de convocar e invocar, generando estados de alta coherencia a partir de las sensaciones, en el cultivo del huerto de nuestro corazón como órgano de percepción y comunicación.

El poder de los milagros radica en el poder natural de la vida que se expresa a través del corazón.

“Se ha demostrado que los patrones de energía organizados provenientes del corazón afectan directamente el funcionamiento de organismos situados fuera del corazón”. *

 

Cada mañana, durante 5 minutos

Respira centrando la atención en cómo, al inspirar, los pulmones abrazan tu corazón, trayendo el mundo de fuera adentro, llamando al jardinero, que eres tú, para que despierte todos los sentidos, para que abra las puertas de tu corazón. Llámate por tu nombre, invoca la presencia del ser que eres a tu corazón. Al espirar imagina que abres la puerta y ves el sol al amanecer iluminando un huerto-jardín, tu huerto-jardín.

 

Durante 5 minutos

Deja que el jardinero observe, sienta, perciba y se dé cuenta qué requiere atención en tu huerto: qué requiere luz, cuidado, nutrición, expresión. Puede ser un árbol, su raíz, sus ramas, o tal vez sus frutos maduros ya están listos para ti o para otros; una planta pequeña, un nido de pájaros, una fuente o un sendero… lo que se te ocurra está bien.  Intenta permanecer en contacto con lo que llamó tu atención, enfocando y amplificando la/las sensación/es que te produce percibirlo; permanece con la/las sensaciones sin introducir conceptos o juicios mentales, en un estado de compenetración, de común unión, de diálogo sin conceptos, solo sensación.

 

Durante 5 minutos o más, ocúpate y de tanto en tanto conecta con todos los sentidos, hasta que al percibir de nuevo aquello que te llamó la atención tengas la sensación de que está bien y que lo que has hecho trae belleza, armonía, contento y paz a tu huerto.  Respira conscientemente en tu corazón del poder de la presencia del Hacedor.

 

Luz Ángela Carvajal
3 Comentarios
  • Gustavo
    Responder

    Estoy feliz de haber encontrado este estilo de vida: siento que mi corazón ha descubierto algo maravilloso.

    marzo 15, 2017 at 8:53 am
  • Nos alegramos contigo Gustavo
    Cada vez somos más

    marzo 22, 2017 at 8:21 pm
  • Yo también estoy muy feliz y agradecida por este camino que estoy recorriendo con todos vosotros. He tenido muchos maestros y de cada uno de ellos he aprendido algo nuevo y sorprendente. Ahora en mi edad adulta estoy escuchando nuevamente y después de muchos años a Jorge Carvajal. En mi recorrido espiritual había olvidado algo fundamental: EL AMOR. Sin darme cuenta me estaba centrando en mi poder interior para sanarme y cada vez más me estaba alejando de mi verdadero propósito de La Vida que hoy estoy retomando con pasión y que es vital para realmente SER en este SER. Gracias por el apoyo, gracias por entregar tanta sabiduría de una manera tan generosa.

    mayo 22, 2020 at 4:00 pm

Publicar un comentario