Tierra Nativa | Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semanas 8, 9 y 10
Tierra Nativa, 7a99bf9c9b9a0de88dd8
2123
post-template-default,single,single-post,postid-2123,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.15, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Para Cultivar la Sabiduría del Corazón – Semanas 8, 9 y 10

El retorno de ecos magnéticos de cada órgano constituye la base armónica sobre la cual el corazón, como rector, como un creador genial e improvisador magistral, ajusta la melodía, el ritmo, la tonalidad.

El modo de afinación del corazón como instrumento, depende de lo que pensamos en el corazón, es decir, de lo que queremos, lo que creemos, lo que soñamos.

 

El modo de afinación se refiere a un patrón de respuesta binario: relajación o ataque/huída. Este modo de ser, de estar, de pensar en el corazón, es transmitido por señales eléctricas, magnéticas, químicas y posiblemente el ritmo y la cadencia mismas del latido del corazón y es traducido en el cerebro desde donde se determina el patrón de respuesta intelectual, emocional y visceral.

 

Todo el cerebro está interconectado, de modo que lo que pensamos repercute en lo que sentimos, en lo que necesitamos, del mismo modo que lo que consideramos necesario, repercute en nuestro pensar, sentir y actuar y lo más claro para todos, lo que sentimos, afecta profundamente nuestra manera de pensar y de estar. Esto que es más o menos aceptado y que tiene implicaciones muy profundas de cara a la forma de afrontar nuestra realidad, es casi trivial cuando nos encontramos que ¡todo el cerebro está interconectado con el corazón!.

 

Ahora vamos a ocuparnos solamente de la interconexión corazón, sistema nervioso autónomo y cerebro emocional. Ya precisamos que del modo de afinación depende el patrón de respuesta general y emocional. La amígdala es, respecto del cerebro emocional, el primer violín, siendo el corazón el director de orquesta. Recibe señales directamente del corazón y las registra como estados emocionales de los cuales podemos tener conciencia consciente. A través de las conexiones de este pequeño cerebro emocional dentro del cerebro, los estados del corazón son acompañados por todas las áreas del cerebro, las cuales gestionan pautas de comportamiento acordes. Las pautas de comportamiento se refieren no sólo a la expresión y participación voluntaria, libre albedrío, modo de ser, sino también al patrón de respuesta automática, visceral.

 

Cómo correlacionar la voluntad, el pensamiento, el sentimiento, lo instintivo y lo visceral?

 

Las emociones, como versiones o estados del amor con los que nos identificamos conscientemente, o que permitimos inconscientemente, pueden verse como grados o matices de manifestación de lo que encarnamos de la Sabiduría, el Gozo y la Ternura. Podemos reaccionar inconscientemente según aprendizajes o condicionamientos, reactividad –ataque/huida/relajación- o podemos elegir el modo de afinación, el centro de equilibrio.

 

La nota, la cualidad de cada una de las estancias del corazón –véase semana 7-, se inscribe en el pentagrama de las emociones y se encarna según la Medicina Tradicional China, en nuestras vísceras y entrañas: la apatía y la manía en el corazón mismo y en el duodeno, su centro de equilibrio la Empatía. En el bazo y el estómago la duda y la obsesión, su centro de equilibrio la Ecuanimidad. En el pulmón, el colon y la piel, la expectativa, la añoranza, su centro de equilibrio la Sensibilidad. En el riñón, la vejiga, los huesos, todas las glándulas endocrinas y en las médulas –el cerebro es una y la más especializada de ellas-, el miedo, la temeridad, su centro de equilibrio, la Prudencia. En el hígado y la vesícula biliar, la irascibilidad, la pusilanimidad, su centro de equilibrio, el Coraje.

 

El corazón es a la vez el músico y el instrumento, el intérprete y la música.

El corazón es el director de toda la orquesta.

El que conoce la verdad acerca de sí mismo, el que encarna la armonía del ser, el estado de afinación, el que recibe el eco de retorno de cada órgano a la nota del AMOR que hemos emitido.

 

TRABAJO PARA LAS SEMANAS 8, 9, y 10 (15 MINUTOS O TANTO COMO QUIERAS):

Repasa la meditación para la semana 6 y 7.

 

Durante 5 minutos o tanto como puedas:

Elige una de las emociones, el punto de equilibrio de una de las versiones del amor: Empatía, Ecuanimidad, Sensibilidad, Prudencia, Coraje; elige la que sientas que es necesaria para equilibrar tu cuerpo, tus sentimientos, tu mente; mientras respiras con las manos sobre el pecho a la altura del corazón, evoca el sentimiento propio de esta emoción, y elige consentirlo y contenerlo en su aspecto más amoroso, sabio, gozoso; haz que cada parte de ti, de la cabeza a los pies, de lo profundo a lo superficial, de tu ser a tus próximos, a todos los seres, encarne esta emoción, este sentimiento.

 

Durante 5 minutos o tanto como puedas:

Centra tu respiración en el corazón y entra a cada una de las estancias, percutiendo sobre el pecho -como se indica en la meditación para la semana 7-, cuando estás frente a la puerta de cada estancia y deja que esta cualidad se impregne del estado, de la emoción, el sentimiento que has elegido.

 

Durante 5 minutos o tanto como puedas:

Entra al centro de Gozo, Amor, Sabiduría en el centro de tu corazón y pon tu mayor dificultad, presente o pasada y deja que cada estancia, resonando en el modo del sentimiento elegido, abrace esta dificultad, la reduzca a una experiencia que te trae Sabiduría, Amor y Paz.

 

Repite esta meditación durante las semanas 8-9-10, eligiendo cada semana una emoción o sentimiento acorde a la necesidad de traer sabiduría, amor y paz a alguna experiencia o situación.

 

 

Luz Ángela Carvajal
3 Comentarios
  • Isabel Pelaez
    Responder

    Gracias por la bondad🌿

    Diciembre 23, 2016 at 4:21 pm
    • Hola Isabel.
      Muchas gracias por darle esperanza y eco a la bondad.
      Te participamos del inicio en Medellin del entrenamiento para cultivar la percepción y la sabiduría del corazón, con el 1º de 3 módulos; te esperamos.
      En la página encontrarás toda la información
      Te esperamos

      Marzo 8, 2017 at 1:53 am
  • María Jaramillo
    Responder

    Para todos muchas gracias. Me siento integrada y satisfecha de trabajar desde mi corazón.

    Enero 13, 2017 at 11:31 pm

Publicar un comentario